Apuntes sobre IPAM 2013

El pasado mes de julio tuvo lugar la primera edición de la Ventana de Internacionalización de la Danza Catalana en el marco de la también primera edición del International PerformingArts Meeting organizado por el Festival Grec.

Dicha ventana, que se concretó en forma de un itinerario de danza del IPAM, se ideó colectivamente con la implicación de los agentes de la danza de Catalunya: asociaciones, profesionales, agentes independientes, estructuras y administración pública. Su objetivo fue ofrecer a los programadores internacionales una muestra de trabajos de artistas y compañías catalanas que pueden ser bien acogidos por las audiencias de otros países y, a los artistas, una plataforma de visibilidad internacional que les permita dar a conocer y estimular el interés por sus propuestas más allá de nuestras fronteras.

Cerca de 150 profesionales se dieron cita estos días de julio en Barcelona, durante los que se pudieron ver 9 espectáculos de danza y 7 presentaciones de proyectos que fueron propuestos a partir de una convocatoria abierta y una selección internacional independiente realizada por un grupo de 6 expertos internacionales. El IPAM también incluyó un itinerario multidisciplinar, en el marco del cual se presentaron 6 piezas. Fueron unos días intensos de encuentro, de intercambio de tarjetas, de acuerdos y descubrimientos. Las instituciones que apoyan la internacionalización artística estuvieron presentes explicando sus programas de ayuda y acompañamiento y también hubo lugar para la mirada del público con la presencia de 5 abonados del Mercat de les Flors, que fueron invitados a compartir el recorrido y a conocer esa parte del proceso, la de la distribución dela que no se tiene noticia desde el patio de butacas.

Jaime Conde-Salazar fue invitado por el Graner a unirse al grupo en calidad de observador externo y teórico. En la web de Graner se pueden leer 7 posts que no pretenden ser una crítica al uso, ni una crónica de lo que sucedió, sino un recorrido por la memoria, por el poso que dejaron algunos de estos espectáculos de ambos itinerarios en su recuerdo y que ha agrupado bajo el título Lugares de acción.

El Conde de Torrefiel presentó Observen cómo el cansancio derrota al pensamiento. Las preguntas al aire que se lanzan en el espectáculo, mientras el público ve un partido de baloncesto entre amigos, son una invitación a la definición y al posicionamiento. Después, una entrevista entre un hombre y una mujer, también a través de la voz en off, lleva a la confesión de que la vida es una mierda, siendo ese lugar íntimo porque es en esa afirmación y en el recorrido de la pelota hacia el aro dónde el individuo existe.

Conde-Salazar nos cuenta que, justo al comenzar Delta, de Aymar Pérez Galí, se percata de que la relación que va a mantener con el espectáculo no va a ser contemplativa. A medida que pasan los minutos, la escena le pide un ejercicio intelectual continuado para seguir el hilo, para leer la escritura que se está dando en directo mientras los bailarines ejecutan una serie de estructuras de movimiento y traicionan las convenciones.

Los límites entre realidad y representación se desdibujan en la propuesta de Societat Doctor Alonso: a través de un paseo por un mundo en cambio y del que nos llegan sus sonidos nos aparece la cuestión filosófica de si el ser es algo que se forma independientemente de lo que le rodea. Nos encontramos ante una propuesta que sugiere que, lo que sucede, quizás viene definido por nuestra imaginación.

Diarid’accions, de Pere Faura, es una representación lineal de una serie de titulares de periódicos, descontextualizados de la noticia que los acompaña. El lenguaje se libera de la idea, deja de ser negro sobre blanco y se convierte en una realidad que emerge como poesía visual cargada de humor.

En Crónica de José Agarrotado, de la compañía loscorderos, los dos personajes en escena, cuyos cuerpos parecen llegar siempre al límite en la representación de una acción que evita convenciones, aparecen como el desdoblamiento de una única conciencia, de un diálogo interior compartido.

Durante los 4 días que duró el IPAM también pudimos ver el dúo Solos Bach &Gould, coreografiado por Albert Quesada;los solos WhereTheThingsHide, de Guy Nader y El Pliegue, de Sonia Sánchez; Trinity, una pieza de danza interactiva audiovisual de Òscar Sol e Iris Heitzinger y Crash, de Olga Álvarez/La Taimada. También en el terreno de la danza, realizaron una presentación de sus proyectos La Veronal, EulàliaAyguadé, Roser López Espinosa, UmmaUmma Dance junto con Manuel Rodríguez, CONTRAPUNCTUSdanceport y Roberto Olivan/Enclave Arts del Moviment.

Ya en el marco del itinerario multidisciplinar del IPAM, el recuerdo que el observador invitado tiene deMontaldo es la contemplación de una representación y un relato poco convencionales, que no se desarrolla de una manera lineal tal y cómo el argumento podría sugerir, sino que ocurre en el cuerpo-escena de Ernesto Collado, lugar dónde físicamente se explora la poética de un viaje en busca de la utopía.

Si la historia de la danza se ha explicado tradicionalmente por la acumulación de técnicas y la superación de la más vieja por la más nueva, en un ejercicio autobiográfico y de clara intención didáctica, Toni Jódar explica como su cuerpo es una suerte de contenedor de todas ellas para llegar a la conclusión de que las formas son porque, en el fondo, hablan de las vidas particulares de los cuerpos que las hacen posibles.

Aunque la serie Lugares de acción se detiene sólo en 2 de las propuestas del itinerario multidisciplinar, éste incluyó también espectáculos de Colectivo 96º y del artista de circo Jorge Albuerne y a Cabosanroque y Carles Santos con su propuesta Maquinofòbiapianolera.

Sol Picó, Oguri y Andrés Corchero, Societat Doctor Alonso y ÀngelsMargarit/Cia. Mudances actuaron también esos días en el marco de la programación oficial del Festival Grec.

En un momento en el que crear marca parece ser que se está convirtiendo en imprescindible para asegurar la supervivencia colectiva, la opción de la Ventana de Internacionalización de la Danza Catalana y, por extensión, del IPAM que la acogió, fue poner en valor la creatividad que, por definición es diversa y poliédrica, huyendo de sellos únicos construidos a partir de una geografía compartida. Los recuerdos de Jaime Conde-Salazar, además de ser un mapa de diversos lugares de acción, es un testimonio de varios espacios que, junto con el resto de la programación dedicada a la danza, son representantes de sí mismos.

Els comentaris estan tancats.