Graner

› Barrio

"A cuatro patas", una investigación de nyamnyam en el barrio de La Marina

Partiendo del cuerpo de trabajo de ‘A cuatro patas’, un proyecto en torno a la noción de mesa como dispositivo, contexto y espacio de acción – disrupción, nyamnyam plantea una nueva investigación y formalización en relación a las líneas de trabajo del Graner y el contexto del Barrio de La Marina.

Después de varias etapas que han llevado el proyecto a tomar formatos diversos como publicaciones, intervenciones, talleres, programa de radio o un ciclo de exposiciones, nyamnyam plantea una búsqueda para llevar todos los contenidos generados a lo performativo, en un tiempo y espacio común. Se pretende generar un dispositivo escénico, que en sí mismo cuestione nociones pre-establecidas en los territorios de la danza o el teatro en su formalización, en la línea del trabajo escénico anterior ( ‘COMIDA, 8.000 años después’).

Así, se sigue investigando las posibilidades del formato de instalación performativa, creando un espacio de acción de libre circulación y común entre público y creadores. De esta manera, se quiere seguir indagando sobre el espacio performativo, la inclusión de lo constructivo, la relación con el público, la aparición de la cotidianidad en el hecho escénico, las fronteras entre el formato de diferentes situaciones que normalmente no suceden en un mismo contexto, y la posibilidad de que estas escenas ‘generen un lugar extraño entre realidad y ficción.

En el plano conceptual, pretende activar ideas que han resonado durante todo el proyecto y que se alinean con algunos de los ejes de trabajo del Graner, como la artesanía entendida de una manera expandida, el gesto como (micro) acción política, la retroalimentación que pone en circulación lógicas próximas a la ecología, y la exploración de los imaginarios sociales como alimento para el pensamiento y la práctica contemporánea.

Dentro de este marco de pensamiento, y después de que el proyecto pasara por el Isadora and Raymond Duncan Dance Research Center de Grecia, la figura de Raymond Duncan (hermano de Isadora) y el modus operandi de las eco-comunidades en el que se practicaba el accionismo y la cinemática, toma también un peso importante en la investigación. En este contexto, las prácticas artesanales y artísticas no se delimitan, unidas en un diálogo continuo con la vida cotidiana.

Partiendo de este concepto de comunidad, y de entender la vida cotidiana como parte intrínseca de la práctica artística, el proyecto se relaciona de manera directa con el Barrio de la Marina. En una lógica de teatro de kilómetro cero, se trabaja con lo local en la máxima extensión del término, sea con los alimentos, los relatos, los materiales, las personas o los microorganismos. Se han iniciado conversaciones con colectivos del barrio, centrando la atención en las voces jóvenes que han sido menos escuchadas en los procesos de trabajo anteriores.

Este proceso, que se presentará el próximo mes de junio ​​en el Graner, se está llevando a cabo en diálogo con la filósofa Laura Benítez, el diseñador Pedro Pineda y el coreógrafo Salva Sanchís, que desde sus campos de experiencia tienen en común una clara tendencia a desbordar sus disciplinas, lo que nos parece fundamental en esta investigación.

Un proyecto a cargo de nyamnyam (Iñaki Alvarez y Ariadna Rodríguez)
En colaboración con Laura Benítez, Pedro Pineda, Salva Sanchís
Con la complicidad del Isadora and Raymond Duncan Dance Research Center (Grecia)