Graner

› Residencias

Mónica Valenciano i Patricia Caballero

Colaboraciones, 2018

Mónica Valenciano

Significativa figura de la danza contemporánea en nuestro país, presenta Mónica Valenciano una trayectoria artística tan sólida como contundente. Comenzó a crearla a finales de los años 80, cuando su nombre aparecía en el panorama dancístico del país, junto con el de otras inquietas coreógrafas, protagonistas de la creación contemporánea del momento. Ana Buitrago, Olga MesaLa RibotBlanca Calvo,… entre ellas. La creación de su compañía `El Bailadero´ en 1997, dibujó un marcado trazo en su carrera creativa que divide en dos la obra de Mónica Valenciano. Fue al frente de esta formación cuando comenzó la creadora con su serie coreográfica Disparates, con la que lleva estrenados un total de siete. Pequeños puzzles creativos construidos a través de lo instintivo, lo íntimo y lo inmediato, donde el lenguaje, y su uso a través del espacio y el tiempo, cobran gran protagonismo. Inspirados en la parte más oscura y grotesca de la obra de Goya, reflejan estos Disparates el interés de Mónica Valenciano por el arte, punto de partida de muchos de sus trabajos. Aúpa! (1989), Puntos suspensivos (1991), Miniaturas (1992) y Adivina en plata (1996-97), otras de las obras de esta creadora, que estudió danza clásica, contemporánea y teatro en el Institut del Teatre de Barcelona y en la RESAD de Madrid, y boxeo.

Patricia Caballero: “Nací en Chiclana de la Frontera el 8 de marzo del 1987 y esta es una de las versiones de mi historia: 

Mientras me machacaba el cuerpo como deportista (primero mediocre entusiasmada y luego de élite frustrada), pasé por un colegio de monjas, luego de curas, después de artes plásticas, de danza, de coreografía… muchos coles. Ahora, sin cole, sigo estudiando el cuerpo y sus movidas, la gente, las religiones, las relaciones, las percepciones, las tradiciones, la física, la botánica, los números, el tiempo, la geometría, la música y todo lo que consigo pillar de este universo entero que no es ni un 0,00000000000000000000000000000000000000001%.

Por alargar un poco esto y así parecer una persona aun más entrega, digamos que también me dedico (a parte de vivir la vida y explorarla) a bailar, a cantar, a pensar (a mi pesar), a hacer documentales escénicos, objetos danzantes, laboratorios de movimiento…y ofrezco a quien se aventura unos viajes acuáticos maravillosos. Crear y criar, sí, sí ¡una madraza! Ah y a veces hago de asistente, de directora o de escritora fantasma para algunas personas.”

  • 2018 · colaboración Festival Sâlmon< · Mnemosia